LAS MUJERES MINERAS DE LA MINERÍA ARTESANAL Y DE PEQUEÑA ESCALA

El mundo del trabajo de las mujeres mineras “Pallaqueras” en el Perú forma parte de las experiencias de vida de las mujeres de escasos recursos en general y de las mujeres mineras auríferas artesanales en particular por ser Invisibles e informales.

Ellas pueden ser mujeres solteras, viudas o casadas y al igual que los hombres han encontrado en la minería artesanal aurífera una oportunidad de generarse un trabajo que les permite tener un ingreso económico que puede ser principal o complementario del presupuesto familiar, Según algunos informes realizados por el Instituto Redes de Desarrollo Social (Red Social) se estima que son alrededor o más de 15,000 mujeres que viven de esta actividad a nivel nacional.

En el caso de la minería de socavón como las que existen en el sur medio, el trabajo del “pallaqueo” consiste en seleccionar el mineral que todavía tiene valores de oro de los desmontes que sacan del interior de las minas. Es importante resaltar la habilidad de percepción de las piedras con mineral que han desarrollado estas mujeres ya que trabajan sobre desmontes que los mineros han desechado luego de dos selecciones previas realizadas al interior de la mina.

Teniendo en cuenta que la minería en pequeña escala sea formal o informal ha significado la dinamización económica de estos espacios de comunidad minera artesanal (donde antes no existía nada) y de correderos económicos ligados a la cadena de valor de producción y comercialización del oro, la presencia de las mujeres mineras tiene una tremenda importancia y que es el primer hito de la invisibilidad ligado al condicionamiento estructural cultural de la subordinación de las mujeres en el mundo; no se valora ni se reconoce el trabajo doméstico que las mujeres realizan a diario sin redes de agua o desagüe, con pocas horas de luz eléctrica donde la presencia del Estado es muy escasa (básicamente existen en algunos casos postas médicas o algunos colegios estatales sobre todo de primaria) y que tiene un fuerte impacto en la movilización económica del mercado a través de la demanda de insumos para la reproducción de la vida diaria de la familia, además de la administración de los magros presupuestos familiares puesto que los precios de los productos son muy altos por los costos del flete que implica el traslado de los productos desde la costa.

Es en estas condiciones que ellas se vuelven “pallaqueras” para tener un ingreso principal o complementario del ingreso familiar, la selección de mineral es una extensión del rol doméstico que es considerado como parte de la condición natural de “ser mujer”. En el caso de la minería artesanal informal ellas relatan que mantienen la casa mientras los esposos no aportan hasta encontrar la veta y organizar una labor minera para obtener ingresos.

El trabajo del pallaqueo es el trabajo productivo de las mujeres mineras, las que les generan ingresos y lo realizan también con condiciones difíciles, ellas esperan alrededor de la bocaminas que salgan los carritos mineros con el material que los mineros han desechado y que votan en las pendientes o taludes de los cerros o donde los mineros deciden botarlos. Este trabajo se realiza con el sol a cuestas y con el polvo que campea en el medio ambiente. Muchas de ellas tienen niños pequeños y al no tener ayuda para quedarse con ellos, los llevan mientras esperan que las madres terminen de “pallaquear”.

“Liderazgo y Organizaciones de Mujeres Mineras en el Sur Medio” fue el primer proyecto  que ejecutó RED SOCIAL con apoyo  del Proyecto GAMA  de la Cooperación Suiza  en el año 2004 y  que marcó  no solo  la construcción  de  la vida institucional de RED SOCIAL sino también  la relación y el compromiso  con el sector  de la Minería  artesanal  y de pequeña escala, para trabajar  por  su formalización  con responsabilidad social  y ambiental. En este proyecto, RED SOCIAL intervino con un enfoque de género para visibilizar el trabajo de las mujeres mineras “pallaqueras” en una actividad muy poco conocida. La primera  actividad que realizamos fue  un estudio  de Línea  de base  que  arrojó   un primer diagnóstico global  de  mujeres  de  7 comunidades  mineras artesanales de las regiones  de Arequipa  y Ayacucho.

Con este proyecto se comenzó  el proceso  de  visibilizar el aporte  de las  mujeres pallaqueras, el reconocimiento  de liderazgo  femeninos  importantes  y la construcción  de organizaciones  de mujeres  pallaqueras  en las comunidades  mineras  artesanales.

Once años  después  vemos  con  mucha  satisfacción  que el trabajo  ha dado  sus frutos :  Las  lideresas  pallaqueras  participaron activamente junto  con los mineros  en las marchas  de protestas  por los dispositivos  legales dados  por el gobierno  para  el proceso  de formalización  y en el proceso  de negociación entre las autoridades del gobierno y la dirigencia de los mineros, también estuvieron presentes  ellas  y consiguieron  por primera  vez  en la historia  de la minería  artesanal   que  se visibilice  su actividad  como  consta  en las actas  de  las  federaciones regionales  de Arequipa, Ayacucho, Apurímac  y Puno.

De allí la importancia de la certificación de estándares de oro de Comercio Justo FAIRTRADE y FAIRMINED para la Minería Artesanal y en Pequeña Escala que RED SOCIAL viene trabajando en el sur del Perú y en la región puesto que entre sus requisitos se encuentra la inclusión del enfoque de género al contemplar entre otros requisitos a la organización de mujeres pallaqueras que trabajan al interior de las concesiones de las empresas que quieren certificarse.

Así tenemos a la Asociación de Seleccionadoras de mineral de Cuatro Horas quienes después de varios acuerdos y capacitaciones en la actualidad tienen tratos directos y amigables con la empresa Minera Aurífera Cuatro de Enero – MACDESA ubicada en el distrito de Cháparra, provincia de Caraveli – Arequipa, que gracias a la disposición de sus directores y socios y a la Asociación de Seleccionadoras de Mineral de Cuatro horas. Estas dos organizaciones cuentan con estatutos legalmente reconocidos y reglamentos de trabajo donde se estipula las condiciones que deben cumplir sus asociadas para el pallaqueo: horarios, turnos y Equipo de Protección Personal completo (EPP). Están prohibidas terminantemente de pallaquear con los hijos.

El triple trabajo que desempeñan en forma simultánea: ser madres/ama de casa, pallaqueras y dirigentas comunales lo realizan con mucho esfuerzo, empeño y coraje para enfrentar la vida de ellas y las de sus hijos y sin embargo son INVISIBLES E INFORMALES, dos grandes desafíos que debemos enfrentar en la apuesta por un mundo más inclusivo para hombres y mujeres con desarrollo humano e igualdad de género.

La experiencia de RED SOCIAL en el sur medio puede sostener que la certificación internacional y la formalización del trabajo minero de los hombres en organizaciones empresariales implican un relacionamiento con organizaciones de mujeres mineras establecidas, presentándose un punto de apoyo muy importante para ellas.

Este es el comienzo de un proceso que esperamos no sea muy largo de visibilización y valoración del trabajo de las mujeres mineras pallaqueras.

VER VIDEO